TituloBloque

News

Jóvenes e Inclusión presenta en Palma sus medidas para garantizar buenos procesos de emancipación para la juventud tutelada


6 de febrero de 2017 - Continuamos recorriendo nuestros territorios de implantación y trasladando nuestras propuestas para mejorar las condiciones de protección y apoyo para la juventud tutelada y ex tutelada en el conjunto del Estado. El pasado viernes presentamos nuestra investigación Jóvenes que construyen futuros en Palma de Mallorca, gracias a la organización de Fundació Natzaret y el grupo GIFES de la Universitat de les Illes Balears. En el acto también tomaron parte la Consellera de Serveis Socials del Govern balear, Fina Santiago; y la Consellera de Benestar y Drets Socials del Consell de Mallorca, Margalida Puigserver. Ampliar

Desde que presentamos los resultados de nuestra investigación el pasado año, en Jóvenes e Inclusión hemos insistido en la necesidad de ampliar la protección a la juventud ex tutelada hasta los 25 años. El estudio indica que casi la mitad (el 46,9%) de estos jóvenes realizan el salto a la vida independiente en situación de precariedad, por lo que resulta prioritario que todas las comunidades autónomas –las competentes en materia de protección de menores– eleven el grado de protección de estos chicos y chicas al efecto de reducir su riesgo de exclusión social.

Esta reivindicación ya ha sido incorporada en Baleares, que en junio de 2016 estableció un plan para garantizar la protección hasta los 25 años para aquellos jóvenes ex tutelados que la necesiten. Estas medidas se alinean con otra de las conclusiones de Jóvenes que construyen futuros: contar con buenos programas de apoyo a la emancipación aproxima a la juventud tutelada a una igualdad real de oportunidades.

En aquellas autonomías donde se desarrollan programas de este tipo, como Galicia, Cataluña, Andalucía, además de Baleares, se minimiza la desventaja social de estos chicos y chicas con respecto a la juventud que sí cuenta con apoyo familiar. Es también imprescindible que se desarrollen políticas educativas específicas para frenar las altas tasas de abandono escolar prematuro de la juventud tutelada; y promover en España una cultura de comunidades inclusivas para aumentar su red social y de apoyo.

 

Personas ex tuteladas de todo el mundo elaboran un decálogo de derechos de la juventud sin apoyo familiar.


8 de noviembre de 2016 -Es un documento elaborado por los propios jóvenes y por eso es tan importante. Durante el Encuentro Internacional de Juventud “Be the change” celebrado en Viena el pasado verano, personas ex tuteladas de 15 países trabajaron para dar origen a un decálogo que constituye toda una declaración de derechos. Cuatro de nuestros chicos y chicas ex tutelados formaron parte de este gran equipo de trabajo. Ampliar

Jóvenes ex tutelados de todo el mundo se dieron cita en Viena como parte del 33º Congreso Internacional de FICE, la Federación Internacional de Comunidades Educativas. En él participaron Vanesa García, Rabin Gado, Blanca Jiménez y Amaro Ceruelo, cuatro jóvenes que pasaron por el sistema de protección de menores y fueron participantes en dos de nuestras organizaciones asociadas: Asociación Vasija, de Castilla-La Mancha, e Igaxes3, de Galicia.

Los cuatro formaron parte de un equipo de trabajo de más de medio centenar de jóvenes de 15 países. Fuese cual fuese su lugar de origen, la mayoría de las chicas y chicos participantes experimentaron el vértigo de cumplir 18 años y tener que salir al mundo sin el apoyo de una familia. Por eso son las personas más cualificadas para describir lo que la juventud tutelada realmente necesita cuando le llega el momento de dar el salto a la vida independiente.

Como avanzamos hace unas semanas desde Jóvenes e Inclusión, un 47% de los jóvenes tutelados acceden a la vida independiente en situación de precariedad. La falta de apoyo familiar es una carencia tan importante que necesita ser compensada con apoyo del sistema en muchos apartados de la vida. Tanto antes como después de dejar el sistema de protección de menores.

Blanca, Amaro, Vanesa y Rabin dieron origen junto a sus compañeros y compañeras a una declaración con los diez estándares mínimos que cualquier estado debiera garantizar para que la juventud ex tutelada pueda tener las mismas oportunidades que el resto de jóvenes una vez abandonado el sistema de protección:

[toca para ampliar]


He aquí el texto que nos escribió el propio Amaro para contarnos la experiencia en primera persona:

....................................
Hola, soy Amaro y soy el cambio.

Entre el 17 y el 24 de agosto estuve en Viena con 55 chicas y chicos de 15 países de todo el mundo (Austria, Alemania, Bosnia, Bulgaria, Hungría, Israel, Rumanía, Holanda, Serbia, Brasil, Estados Unidos, Sudáfrica, Finlandia y Kenya) participando en un intercambio organizado por FICE dentro del congreso “Be the change” (de ahí viene mi presentación).

El tema del congreso era mejorar la situación de las personas ex tuteladas de todo el mundo. Para eso, varios expertos realizaron múltiples exposiciones, mientras que nuestro cometido era aportar nuestra visión, ya que el resto de intervenciones se realizaban sin tener demasiado en cuenta la opinión de las personas jóvenes.

De esta forma, en los primeros días, el objetivo era conocernos mejor para, ya con confianza, poder hablar de nuestras situaciones personales. Esto era muy importante, ya que debíamos mostrar la situación de cada país para acordar diez estándares internacionales y exponerlos en el congreso.

El proceso fue realmente interesante. Personalmente aprendí muchísimo de cada persona y me sorprendieron las amistades que se forjaron en tan solo una semana hablando en inglés. Incluso trabajamos increíblemente bien en equipo, todos queríamos aportar y remábamos en la misma dirección.

En definitiva, me siento orgulloso de nuestro trabajo y agradezco profundamente que me diesen la oportunidad de poder participar.

Be the change!

Amaro Ceruelo

 

Jóvenes e Inclusión insta a ampliar hasta los 25 años la protección a la juventud ex tutelada.


20 de octubre de 2016 -En España hay unos 35.000 niños, niñas y jóvenes tutelados que viven bajo el amparo del sistema de protección de menores. Un 46,9% de estos jóvenes acceden a la vida adulta en situación de precariedad, agravada por la falta de apoyo familiar. Su tasa de abandono escolar prematuro llega al 75% en algunas comunidades autónomas, lo que aumenta su riesgo de exclusión una vez abandonan el sistema. Ampliar

Jóvenes e Inclusión ha alertado esta mañana de la necesidad de ampliar la protección a la juventud ex tutelada hasta los 25 años. Así se desprende de su investigación titulada Jóvenes que construyen futuros: de la exclusión a la inclusión social, realizada en conjunto con cuatro universidades y presentada hoy en el INJUVE.

El estudio indica que casi la mitad (el 46,9%) de estos jóvenes realizan el salto a la vida independiente en situación de precariedad. Por eso Jóvenes e Inclusión ha presentado una batería de medidas que elevará a las comunidades autónomas – las competentes en materia de protección de menores – para reducir el riesgo de exclusión de la juventud sin apoyo familiar. Cinco jóvenes ex tutelados han expuesto estas demandas al contar sus experiencias de emancipación tras haber pasado por el sistema de protección de menores.

La juventud más vulnerable

La juventud española de entre 16 y 29 años constituye la franja de población con mayor riesgo de pobreza y exclusión: la tasa ha aumentado hasta el 38,2% en 2015 (Tasa AROPE), casi dos puntos más que en el año anterior. Dentro de esta franja, la juventud tutelada y ex tutelada presenta una vulnerabilidad aún mayor.

Mientras la edad media de emancipación en España se sitúa en los 29 años, los y las jóvenes tutelados deben salir al mundo nada más cumplir la mayoría de edad. Y deben afrontar el vértigo de emanciparse sin el apoyo que da una familia.

Además, su acceso al mercado de trabajo está muy lastrado por su falta de formación. Más de la mitad de los chicos y chicas que han vivido en centros residenciales de protección no han logrado el título de la ESO. En algunas comunidades autónomas, como Madrid o Galicia, su tasa de abandono escolar prematuro llega hasta el 75%. Esta circunstancia aumenta seriamente el riesgo de pobreza y exclusión de su vida futura.

Medidas para una igualdad real de oportunidades

Además de las organizaciones que integran Jóvenes e Inclusión, en la investigación presentada hoy han tomado parte cuatro universidades: UNED, Universitat de Girona, Universitat de Illes Balears y Universidade de Santiago de Compostela.

El proyecto ha analizado los programas de apoyo a la emancipación de la juventud tutelada que se desarrollan en la Comunidad de Madrid, Cataluña, Baleares y Galicia. Sus resultados arrojan las necesidades siguientes:.

• Es necesario ampliar la protección de la Juventud tutelada hasta los 25 años de edad. Mientras que ciertas autonomías ya cuentan con programas que prolongan el apoyo varios años más allá de la mayoría de edad, otras todavía abocan a estos jóvenes a la emancipación forzosa nada más cumplir los 18 años.

• El apoyo que recibe una chica o chico ex tutelado en Cantabria no puede ser distinto del que recibe otro joven que vive en Madrid o Andalucía. Por ello es necesario crear un marco legal que garantice la protección de la juventud ex tutelada y una normativa común para todas las CCAA.

Contar con buenos programas de apoyo a la emancipación aproxima a la juventud tutelada a una igualdad real de oportunidades. En las autonomías donde se desarrllan programas de este tipo, como Galicia, Cataluña o Baleares, se minimiza la desventaja social de estos chicos y chicas con respecto a la juventud que sí cuenta con apoyo familiar.

Es imprescindible poner en marcha políticas educativas específicas para frenar el abandono escolar prematuro de los y las jóvenes tutelados. Para la gran mayoría de ellos, las opciones de inserción laboral se ven gravemente reducidas debido a su baja cualificación educativa.

• Hace falta seguir promoviendo en España una cultura de comunidades inclusivas para aumentar la red social de apoyo de cada uno de estos jóvenes: escuela, barrio, servicios sociosanitarios, mentores voluntarios e incluso empresas locales implicadas en su desarrollo e integración social.

 

Jóvenes e Inclusión presentará medidas concretas para reducir el riesgo de pobreza de la juventud ex tutelada


19 de octubre de 2016 - Un 46’9% de jóvenes tutelados accede a la vida adulta en situación de precariedad, agravada por la falta de apoyo familiar. Su tasa de abandono escolar prematuro llega al 75% en algunas comunidades autónomas, lo que aumenta su riesgo de exclusión al salir del sistema de protección. Jóvenes e Inclusión presentará mañana en el INJUVE medidas concretas para reducir el riesgo de pobreza de estos jóvenes, como resultado de su investigación titulada Jóvenes que construyen futuros: de la exclusión a la inclusión social. Ampliar

En España hay 35.000 jóvenes tutelados que viven bajo el amparo del sistema de protección de menores. Al cumplir la mayoría de edad, todos ellos tienen que enfrentarse al vértigo que supone salir al mundo sin el apoyo que da una familia. Los resultados de la investigación arrojan la necesidad de incrementar la protección social de los y las jóvenes ex tutelados después de emanciparse.

La jornada tendrá lugar mañana, jueves 20 de octubre, en la sede de INJUVE en Madrid. La inauguración será a las 10.00h y en ella intervendrán: Rubén Urosa, director general del INJUVE; Julia Chica, presidenta del Consejo de la Juventud de España; José Antonio Caride, catedrático de la Universidade de Santiago de Compostela; y Carlos Rosón, presidente de Jóvenes e Inclusión. A las 10.15h comenzará la jornada con la presentación de los resultados de la investigación, mientras que a las 11.00h se realizará una conferencia marco a cargo de Carlos F. del Valle, catedrático de Intervención Social de la Universidad de Oviedo. Por último, a las 11.45h tendrá lugar una mesa de jóvenes en la cual un grupo de jovenes ex tutelados -Xavier Rubio, Saba Nazir y José Antonio Sánchez- harán un relato personal de su tránsito a la vida independiente.

 

Casi la mitad de la juventud ex tutelada inicia su vida independiente en una situación precaria


2 de marzo de 2016 – Para que la juventud ex tutelada pueda disfrutar de una igualdad real de oportunidades es imprescindible aumentar su protección hasta los 25 años. Esta es la principal conclusión de la investigación que hemos realizado desde Red Jóvenes e Inclusión, cuyos resultados presentamos el 29 de febrero en nuestro II Encuentro sobre Emancipación y Juventud en riesgo, celebrado en Palma de Mallorca. Ampliar

El proyecto Análisis y mejora de los procesos de intervención para la emancipación de la juventud en dificultad social nació para dar respuesta a una necesidad: no existía en España ningún estudio riguroso que permitiese saber cómo es la vida de los y las jóvenes ex tutelados, años después de su salida del sistema de protección de menores.

En nuestro segundo gran evento para el debate, celebrado esta vez en Palma bajo organización de Fundació Natzaret, hemos presentado los resultados de este estudio y también las medidas a las que estos datos obligan. “Queríamos saber si el sistema estaba funcionando, si los chicos y chicas estaban recibiendo las herramientas necesarias para afrontar su emancipación con garantías”, afirmó el portavoz de la Red y presidente del comité organizador, Carlos Rosón, al introducir la sesión.

La investigación ha determinado que casi la mitad de la juventud ex tutelada –un 46,9%- ha dado su salto a la vida independiente en una situación de precariedad económica y laboral, que se ve agravada por la falta de apoyo social y a carencias en su formación.

Ampliación de la protección hasta los 25 años

Estos datos son el origen de la principal reivindicación de la Red Jóvenes e Inclusión: es preciso que todas las comunidades autónomas amplíen su protección a la juventud tutelada hasta los 25 años de edad.

Ciertas autonomías ya cuentan con programas que prolongan el apoyo más allá de la mayoría de edad. Sin embargo, otras todavía abocan a estas chicas y chicos a emanciparse forzosamente nada más cumplir los 18 años. Por ello es necesario crear un marco legal que garantice esa protección y una normativa común para todas las autonomías.

La investigación también demuestra que contar con buenos programas de apoyo a la emancipación acerca a la juventud tutelada a una igualdad real de oportunidades. Allí donde existen programas de este tipo, como Baleares, Cataluña o Galicia, se minimiza la desventaja social de estos chicos y chicas con respecto a la juventud que sí cuenta con apoyo familiar.

Una “minisociedad” con necesidad de apoyos

En Palma contamos con la participación de cinco jóvenes ex tutelados de distintos puntos del Estado. Sus testimonios reafirmaron la necesidad de contar con programas de apoyo a la emancipación y de ampliar la duración y cobertura de los mismos.

"Sales del centro y pierdes una parte de tu familia", relataba Toni García, ex participante de Baleares, que reclamaba más tiempo después de la mayoría de edad para que jóvenes como él puedan tener mejores oportunidades de emancipación.

Ese “salto al vacío”, tal como lo denominó José Antonio Sánchez, joven ex tutelado de Galicia, se vive con miedo porque “cuando cumples los 18 y sales del centro te falta madurez y conocer la realidad del mundo”.

El propio José Antonio Sánchez afirmó que “somos una minisociedad y tenemos que hacernos escuchar”, a propósito de lo poco visible que es la juventud tutelada y ex tutelada para el resto de la población. Todavía permanecen prejuicios sociales que añaden un plus de dificultad a su inclusión social y laboral. "Cuando sales del centro no vas contándolo por lo que puedan pensar", decía Miquela Adrover, ex tutelada de Baleares, “y cuando lo haces tienes que explicar que no estás ahí por tu culpa”.

Qué debe reunir un buen programa de apoyo

Para que un programa de apoyo a la emancipación sea bueno, desde Red Jóvenes e Inclusión entendemos que debe reunir al menos las siguientes características: cultivar la autonomía personal desde el inicio de la adolescencia; ofrecer una intervención individualizada para cada joven, estimulando su participación y toma de decisiones; buscar el apoyo de la familia en el proceso; crear líneas de trabajo para la integración comunitaria; desarrollar programas de mentoría social para encontrar apoyo adulto ajeno al sistema de protección; y evaluar la trayectoria de emancipación años después de que se produzca, contando para ello con los propios chicos y chicas.

Información en prensa 

> “El 46,9% de los ex tutelados llegan a la vida adulta de forma precaria”, El Mundo (1 de marzo de 2016). Consultar en pdf
> "Los jóvenes extutelados de las Islas dispondrán de una renta social", Última Hora (1 de marzo de 2016). Consultar en pdf

 

Red Jóvenes e Inclusión celebra en Palma su segundo encuentro sobre emancipación y juventud en riesgo


10 de febrero de 2016 - La Red Jóvenes e Inclusión celebrará el 29 de febrero en Palma de Mallorca un nuevo encuentro sobre el tránsito a la vida independiente de la juventud en situación vulnerable. Bajo el título de “Emancipación y juventud en riesgo”, el evento se centrará en analizar la situación de la juventud ex tutelada para proponer nuevos protocolos y herramientas de intervención. El encuentro tiene abierto su plazo de inscripción y también de admisión de pósters. Ampliar

Red Jóvenes e Inclusión, alianza estatal de universidades y organizaciones sociales de atención a la infancia y la juventud, entiende que cualquier proceso de construcción social estará en riesgo permanente si no se lleva a cabo de una forma inclusiva para la juventud más vulnerable. Para ello es necesario establecer políticas de inclusión social y laboral, pero también generar espacios para su participación y para el ejercicio de su ciudadanía activa.

El encuentro, organizado por Fundació Natzaret como entidad anfitriona, tendrá lugar el 29 de febrero en el CaixaForum de Palma y se propone buscar respuestas a estos retos. Abrirá Jorge Fernández del Valle, catedrático de Intervención Social de la Universidad de Oviedo, con la ponencia inaugural titulada “Transiciones a la vida adulta de jóvenes ex tutelados en el sistema de protección”.

Como fruto de su trabajo conjunto más reciente, las entidades y universidades miembro de la Red Jóvenes e Inclusión presentarán nuevas herramientas y protocolos para favorecer la incorporación social de la juventud en riesgo. Pero también contaremos con la voz de quienes más tienen que decir: los propios jóvenes ex tutelados, tanto durante la mesa de diálogo titulada “¿Qué necesitamos?”, como a través de experiencias de mentoría llevadas a cabo por los propios ex participantes de programas de apoyo a la emancipación.

Se abordarán también experiencias de entidades sociales que han desarrollado nuevas iniciativas para mejorar su apoyo a los y las jóvenes, como es el caso de FASI en Cataluña. Miguel Caldentey (IMAS-Mallorca) y Francisco Lupiáñez (Inserta Andalucía) harán un repaso de los procesos de emancipación en Baleares y Andalucía, respectivamente.

Participación y envío de pósters

Cualquier persona interesada en participar puede formalizar su inscripción vía telemática. Además, todas aquellas personas o entidades que deseen participar con un póster con el cual dar a conocer sus proyectos relacionados con juventud en riesgo pueden enviar su trabajo, también vía web, no más tarde del 19 de febrero. El comité científico del evento evaluará las propuestas recibidas y seleccionará aquellas que serán mostradas durante el encuentro.

 

Nace la Red Transnacional Atlantis para la prevención del fracaso escolar


23 de octubre de 2015 - La iniciativa aglutinará centros de enseñanza, entidades sociales y administraciones públicas de Galicia y Portugal. Surge de las experiencias del programa Conecta-Aleida –iniciativa de Igaxes3, miembro de nuestra red, y Fundación Meniños- y del programa ‘Trajeto Seguro’, que desarrollan entidades sociales y públicas en Azores (Portugal). El IES do Milladoiro (A Coruña) y la Escola Básica Integrada de Rabo de Peixe serán los centros escolares de referencia para el intercambio de conocimiento. Ampliar

El fracaso escolar está íntimamente relacionado con el riesgo de pobreza de los hogares. Por eso no es solo un problema educativo, sino también social y familiar. Cualquier iniciativa destinada a combatirlo precisa de una acción coordinada entre todos los agentes implicados: la escuela, los profesionales de acción social, los servicios sociales de base y, por suposto, las familias.

Ayer se dio en Santiago de Compostela el primer paso para la creación de la Red Transnacional Atlantis. Esta iniciativa nace para aglutinar instituciones y entidades que trabajan para la promoción socioeducativa de la infancia y adolescencia en riesgo de exclusión, tomando como punto de partida la prevención del abandono y fracaso escolares.

Esta red nace del encuentro de dos experiencias. Por una parte, el programa Conecta-Aleida, que se desarrolla desde 2009 en Santiago de Compostela y comarca; por otra, el programa Trajeto Seguro, localizado en el núcleo de Rabo de Peixe, en las Islas Azores.

El programa Conecta-Aleida es una iniciativa de Igaxes3 y Fundación Meniños en coordinación con centros de enseñanza de Santiago de Compostela y comarca. Dentro de esta experiencia, el IES do Milladoiro es el centro escolar de referencia por su alto grado de implantación de iniciativas preventivas. En la red Atlantis será centro motor para el intercambio de conocimiento.

Fracaso escolar en la primera infancia

Rabo de Peixe es un pueblo pescador de 9.000 habitantes en el norte de la isla de São Miguel, la más poblada de Azores. Muy castigada por el desempleo y la falta de oportunidades, en Rabo de Peixe los problemas educativos ya se manifiestan desde la primera infancia: el fracaso escolar afecta a más del 70% de las niñas y niños menores de siete años.

El programa Trajeto Seguro involucra a la Escola Básica Integrada de Rabo de Peixe, dos entidades sociales de Azores -o Centro de Terapia Familiar e Intervención Sistémica y Santa Casa da Misericórdia da Ribeira Grande- y la Dirección General de Reinserción y Servicios Penitenciarios del Gobierno de Portugal.

La comarca de Santiago y Rabo de Peixe son espacios diversos en cuanto a la composición social y educativa. Las distintas experiencias sobre el terreno permiten intercambiar formas exitosas de intervención. El objetivo es crear programas cada vez más eficaces y capaces de dar un apoyo cada vez mayor a los niños, niñas y adolescentes con riesgo de pobreza o exclusión. Y, por extensión, también mejorar el bienestar familiar y contribuir al desarrollo humano dentro de cada comunidad.

Encuentro transnacional

Todos los actores que intervienen en Conecta-Aleida y Trajeto Seguro forman el núcleo original de la red Atlantis. En el encuentro fundacional, celebrado ayer y el pasado miércoles en la sede de Igaxes3 y el IES do Milladoiro, intervinieron el director del centro, Víctor Santidrián; la jefa de estudios, Paula López; la responsable del departamento de orientación, Mª Victoria Fernández; el director de Igaxes3, Carlos Rosón; la directora de la Fundación Meniños, Mónica Permuy; y la coordinadora de Conecta-Aleida, Ana Martínez.

Por la parte portuguesa participaron Ana Sofía Cabral, coordinadora de los Servicios de Psicología y Orientación de la EBI de Rabo de Peixe; Ruben Lima, del Centro de Terapia Familiar e Intervención Sistémica; Emanuel Brilhante, de la Santa Casa da Misericordia; y Nuno Ferreira, de la Delegación Regional de Reinserción del Sur e Islas (Gobierno de Portugal). Jordi Longàs, de la Universitat Ramón Llull, y Lluís Ballester, de la Universitat de les Illes Balears y miembro de la Red Jóvenes e Inclusión, presentaron distintas experiencias de éxito escolar desarrolladas en Cataluña y Baleares.

La experiencia ya acumulada demuestra que el trabajo integrado entre escuela, entidades sociales, servicios públicos y familia encuentra múltiples beneficios. No solo permite mejorar los resultados escolares de niños y niñas, sino también la relación entre padres e hijos y las competencias educativas parentales, reduciendo el estrés en la familia; y también hace más estrecha la relación con la comunidad: más oportunidades de tiempo libre, mayor conocimiento del entorno, más seguridad y apoyo vecinal, etc.

La iniciativa quiere reunir a más actores, tanto públicos como del sector no lucrativo, que promuevan el éxito escolar, la seguridad familiar y la igualdad de oportunidades para la infancia y adolescencia en situación vulnerable.

 

Jóvenes e Inclusión alerta sobre la necesidad de ampliar la protección de la juventud ex tutelada


14 de septiembre de 2015 - Durante su I Encuentro Internacional, celebrado la pasada semana en Santiago de Compostela, la Red Jóvenes e Inclusión presentó los resultados de la investigación que ha desarrollado a lo largo del último año. Tomando como base las conclusiones de esta investigación, la red lanzó una batería de propuestas para facilitar la incorporación social de la juventud tutelada. Ampliar

La investigación titulada Análisis y mejora de los procesos de intervención para la emancipación de la juventud en dificultad social ya está finalizada y en proceso de edición. El proyecto ha formado parte de la treintena de iniciativas seleccionadas por el Programa de Ciudadanía Activa, financiado por el Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo (EEA Grants) y operado por la Plataforma de ONG de Acción Social.

Red Jóvenes e Inclusión elevará estas propuestas a las distintas comunidades autónomas, con el propósito de servir de base para el diseño de nuevas políticas públicas. Su meta principal es facilitar la incorporación social y la igualdad de oportunidades entre las y los jóvenes que carecen de apoyo familiar.

En primer lugar, la Red insta a las comunidades autónomas a ampliar la protección de la juventud tutelada hasta los 25 años de edad. Mientras que ciertas autonomías ya cuentan con programas que prolongan el apoyo varios años más allá de la mayoría de edad, otras todavía abocan a estos jóvenes a la emancipación forzosa nada más cumplir los 18 años.

El apoyo que recibe una chica o chico ex tutelado en Cantabria no puede ser distinto del que recibe otro joven que vive en Madrid o Andalucía. Por ello es necesario crear un marco legal que garantice la protección de la juventud ex tutelada, y una normativa común para todas las comunidades autónomas. Además, es preciso mantener una línea de colaboración permanente e interdisciplinar entre las distintas instituciones autonómicas.

Para un programa de emancipación exitoso

Por otra parte, la investigación realizada demuestra que contar con buenos programas de apoyo a la emancipación aproxima a la juventud tutelada a una igualdad real de oportunidades. En las autonomías donde se desarrollan programas de este tipo, como Galicia, Cataluña o Baleares, se minimiza la desventaja social de estos chicos y chicas con respecto a la juventud que sí cuenta con apoyo familiar.

¿Y cómo debe ser un buen programa de apoyo a la emancipación? Las conclusiones del estudio permiten establecer las siguientes características:

- Cultivo de la autonomía personal desde el inicio de la adolescencia: el horizonte de la emancipación ya existe desde antes de los 14 años.
- Intervención individualizada: cada chica o chico tiene que contar con su propio itinerario y objetivos.
- Participación de cada joven en su propio proceso, tomando decisiones sobre cada paso de su trayectoria vital.
- Apoyo del proceso por parte de la familia o de alguno de sus miembros.
- Líneas de trabajo específicas para la integración de los y las jóvenes con su comunidad.
- Programas de mentoría, para que los participantes puedan contar con el apoyo de una figura adulta durante y después del momento de la emancipación.
- Evaluación de los procesos por parte de los propios chicos y chicas y estudio de su trayectoria años después de finalizar el programa.

> Web del I Encuentro Internacional Jóvenes e Inclusión

 

Abierta la inscripción en el I Encuentro Internacional Jóvenes e Inclusión


25 de junio de 2015 - La Red Jóvenes e Inclusión celebrará los días 8 y 9 de septiembre en Santiago de Compostela su primer Encuentro Internacional, que lleva por título “Juventud en riesgo, un riesgo para Europa”. El evento se propone dar nuevas respuestas para una incorporación social plena de los y las jóvenes, sobre todo aquellos que se encuentran en desventaja social y que se han visto especialmente castigados por la crisis en el sur de Europa. Ya es posible inscribirse en el encuentro y enviar comunicaciones y pósters. Ampliar

La juventud ha sido la franja de población más castigada por los efectos de la crisis económica, especialmente en los estados del sur de Europa. En los últimos años no han dejado de aumentar las cifras de desempleo juvenil y la tasa media de emancipación, haciendo de la incertidumbre y la falta de oportunidades un problema generalizado. Este clima tan desfavorable se vuelve casi dramático en el caso de los y las jóvenes que se encuentran, por sus circunstancias y las de sus familias, en una situación de desventaja social.

En la Red Jóvenes e Inclusión entendemos que el proceso de construcción europea estará en riesgo permanente si no se lleva a cabo de una forma inclusiva para la juventud más vulnerable. Para ello es necesario establecer políticas de inclusión social y laboral, pero también generar espacios para su participación y para el ejercicio de su ciudadanía activa.

Juventud con voz propia

El I Encuentro Internacional Jóvenes e Inclusión, que se celebrará el 8 y 9 de septiembre en la Cidade da Cultura de Galicia (Santiago de Compostela) se propone buscar respuestas a estos retos. Para ello contaremos no solo con expertos internacionales en materia de juventud e inclusión social, sino también con la voz de quienes más tienen que decir: los propios jóvenes, que serán protagonistas en distintas mesas de diálogo.

Durante las dos jornadas también dialogaremos sobre las oportunidades de la juventud en los procesos de emancipación social, con expertos en educación, empleo, administración pública, movimientos sociales y medios de comunicación. Y contaremos con experiencias de entidades sociales internacionales que han desarrollado nuevas iniciativas de trabajo en red para mejorar su intervención en apoyo de los y las jóvenes.

Envío de comunicaciones y pósters

Todas aquellas personas interesadas en participar con un texto científico pueden enviar sus trabajos (hasta un máximo de tres por autoría) por vía telemática. El Comité Científico del evento, que reúne a expertos universitarios de ocho países, evaluará las comunicaciones y pósters recibidos. Aquellos trabajos que sean aceptados deberán ser presentados oralmente durante el encuentro.

Este proyecto está cofinanciado por el Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo (EEA Grants) que tiene como objetivo la contribución a la reducción de las desigualdades económicas y sociales, así como reforzar las relaciones entre los estados donantes (Islandia, Liechtenstein y Noruega) y los estados beneficiarios (17 estados de la UE). La Plataforma de ONG de Acción Social es el Organismo Operador del Programa de Ciudadanía Activa que está dotado con 4,6 millones de euros destinados al fortalecimiento de las ONG y su contribución a la justicia social y el desarrollo sostenible.

> Web del I Encuentro Internacional Jóvenes e Inclusión

 

Seis vías para la inclusión social de la juventud


25 de marzo de 2015 – No es ningún secreto: la mayor parte de nuestra juventud se bate con un presente incierto y falto de oportunidades. El caso más frecuente es que un chico o chica menor de 30 años no tenga trabajo, o que tenga uno tan precario que no permita dejar la casa familiar y vivir por fin de manera independiente. Para aquellos jóvenes especialmente vulnerables que carecen de formación y recursos, la situación puede volverse dramática. Por eso desde la Federación Jóvenes e Inclusión proponemos un modelo integral de apoyo a la juventud. Un modelo con seis grandes medidas. Ampliar

La Federación Jóvenes e Inclusión nació para dar una respuesta a los apremiantes problemas que afectan a la juventud, especialmente la más vulnerable. La forma de conseguirlo es combinar la metodología y los más de 15 años de experiencia de entidades especializadas en el apoyo a jóvenes, junto al conocimiento aportado por cinco universidades.

El presidente de la Federación y director de Igaxes3, Carlos Rosón, estuvo esta semana en Palma de Mallorca y anteriormente en Granada para trasladar la apuesta de la Federación: un modelo integral para trabajar la inclusión social de la juventud de un modo eficaz y adaptado a la realidad.

Estos son los seis ejes centrales de esa apuesta.

1. Un modelo común e integral

Un joven residente en Canarias o Andalucía no goza de las mismas oportunidades para encontrar un trabajo que otro de Baleares o Cataluña. Y no todas las comunidades cuentan con programas específicos para estimular su autonomía personal, promover su éxito escolar o facilitar su acceso al mundo del trabajo. La Federación aglutina a entidades de Andalucía, Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia y Madrid. Nuestra vocación es abarcar todo el territorio estatal para crear un estándar de intervención y un conocimiento común para mejorar nuestros programas dirigidos a jóvenes.


2. Atención desde los 12 hasta los 25 años

La autonomía personal es algo muy complejo que necesita cultivarse desde la pre adolescencia. En la Federación apostamos por comenzar a trabajar ya desde los 12 años de edad. Es así que cada vez más chicos y chicas llegarán a ser autónomos de forma cierta, se formarán mejor, ganarán en madurez y entrenarán habilidades para el empleo y la vida independiente. Es verdad que la falta de oportunidades laborales impide que muchos logren emanciparse de una forma segura y estable: ocho de cada 10 menores de 30 años sigue viviendo en la casa familiar. Por eso es necesario ampliar la oferta de programas de apoyo al menos hasta los 25 años. De ello depende la inclusión social de miles de jóvenes.


3. Prevención del fracaso escolar

La tasa española de abandono escolar temprano es del 23,5%. Entre el alumnado en riesgo de exclusión social, las probabilidades de fracaso aumentan dramáticamente. Entre las chicas y chicos tutelados, por ejemplo, se dispara hasta el 80% el porcentaje de los que no acaban la E.S.O. El fracaso escolar suele ser antesala de la exclusión social. Adelantando la edad de intervención a los 12 años podemos dedicar acciones concretas para prevenir el abandono prematuro de los estudios. Y manteniéndola hasta los 25, lograremos que muchos continúen formándose. En el caso de los jóvenes tutelados, incluso que aumente el número, hoy exiguo, de los que cursan estudios superiores.


4. Recuperación del vínculo familiar

El tipo de relación que mantiene un niño, niña o joven con su familia tiene consecuencias decisivas en su desarrollo emocional. Aunque se produjese en el pasado una ruptura o desajuste del vínculo familiar, en muchos casos es posible resolver el conflicto y recuperar una parentalidad positiva. Es esencial trabajar con la familia para que ésta sea un referente de estabilidad para el chico o chica. Incluso para recuperar la vida en común, si fuese posible.


5. Apoyo a la inserción laboral

Más de la mitad de la población entre 16 y 30 años no tiene trabajo. Ante esta situación es imprescindible contar con profesionales dedicados a los jóvenes para entrenar habilidades para el empleo; ofrecer formación adaptada al mercado de trabajo; servir de guía para el emprendimiento; y crear vínculos con las empresas, con la mirada puesta en la contratación y la formación profesional.


6. Apuesta por la mentoría social

El modelo de intervención en el que creemos es integral porque va más allá del trabajo profesional. Los proyectos de mentoría social mejoran a autonomía y la autoestima de los jóvenes y amplían su red social. En un proyecto de mentoría, el voluntario mentor es una figura de más edad, capaz de prestarle apoyo emocional a un chico o chica que lo necesita. O de dedicarle un consejo que oriente su vida. O, simplemente, de ponerse a su disposición para iniciar una relación de confianza.

 

Se constituye la federación estatal de ONGs de apoyo a la juventud en riesgo de exclusión


17 de noviembre de 2014 – La Federación Jóvenes e Inclusión ya es una realidad. Esta nueva unión estatal de entidades tiene su origen en la Red del mismo nombre, que desde 2012 investiga en estrategias para la incorporación social plena de la juventud en riesgo. Con motivo de su constitución, a esta suma de esfuerzos se unen ahora dos nuevas entidades: la Asociación Educativa Ítaca de L’Hospitalet e Inserta Andalucía. Ampliar

La Federación Jóvenes e Inclusión responde a una gran necesidad: la de trabajar asociativamente, en todo el territorio estatal, para facilitar la inclusión social de la juventud en situación o riesgo de exclusión. Su constitución supone un paso más para la Red Jóvenes e Inclusión, que nació en 2012 con este mismo propósito.

Esta red –y, de ahora en adelante, la propia Federación- apuesta por la investigación y la innovación, incorporando la cultura de la mejora continua en las entidades que trabajan junto a los chicos y chicas. Y pone su conocimiento al servicio de todas las administraciones públicas para incidir en las políticas de apoyo a la juventud.

Red Jóvenes e Inclusión une representantes de dos campos: el de la investigación y el de la experiencia profesional. El primero está representado por expertos de las universidades de A Coruña, Santiago, Girona, Illes Balears y UNED. El segundo, por entidades no lucrativas especializadas en la infancia y la adolescencia: Fundació Natzaret (Baleares); Servei Solidari (Cataluña); Opción3 y Fundación ISOS (Madrid); y las gallegas Fundación Trébol e Igaxes3.

Como red que es, este grupo se ha basado desde sus inicios en la alianza y el trabajo colaborativo. Porque tejer nuevos vínculos es parte de su esencia, a esta nueva Federación se incorporan dos nuevas entidades especializadas: la Asociación Educativa Ítaca de L’Hospitalet (Barcelona) y la Asociación Profesional, Integral y Social de la Persona – Inserta Andalucía.

La Junta Directiva de la Federación Jóvenes e Inclusión queda compuesta de esta manera: Presidente: Carlos Rosón, de Igaxes3; Vicepresidente 1º: Martín Lomas, de Opción 3; Vicepresidente 2º: Felipe Campos, de Ítaca; Secretario: Francisco Lupiáñez, de Inserta Andalucía; y Tesorero: Guillem Cladera, de Fundació Natzaret.

 

Universidades y ONGs se unen en un proyecto pionero para luchar contra la exclusión social de la juventud


19 de junio de 2014 - En España hay casi 900.000 menores de 25 años (el 55%) que buscan empleo y no lo encuentran. La falta de empleo, unida al aumento de la pobreza y la exclusión social, está impidiendo la emancipación y la integración social de un porcentaje cada vez mayor de jóvenes entre los 16 y los 30 años. Ampliar

Ante esta situación es necesario investigar en medidas concretas para la incorporación social plena de la juventud, en especial de aquella que se encuentra en riesgo de exclusión. Tal es el objetivo de la Red Jóvenes e Inclusión, que reúne a cinco universidades y seis ONGs estatales especializadas en la atención a la adolescencia y la juventud.

El nuevo proyecto de la red lleva por título Mejora de los procesos de intervención para la emancipación de jóvenes en dificultad. El proyecto es uno de los 30 seleccionados de entre 250 candidaturas para formar parte del Programa de Ciudadanía Activa, una iniciativa financiada por los fondos europeos EEA Grants (que aportan Noruega, Islandia y Liechtenstein) y operada por la Plataforma de ONG de Acción Social.

La investigación permitirá crear un sistema de mejoras en el trabajo para la autonomía y la emancipación de la juventud en dificultad. La intención es poner este conocimiento a disposición de todas aquellas comunidades autónomas que aún no disponen de programas públicos específicos para la emancipación e integración social de la juventud en situación vulnerable.

 

El proyecto de la ‘Red Jóvenes e Inclusión’ sobre juventud en riesgo, seleccionado para formar parte del programa de ciudadanía activa

4 de junio de 2014 - El nuevo proyecto de la red estatal de investigación Red Jóvenes e Inclusión ha sido seleccionado para formar parte del Programa de Ciudadanía Activa, una iniciativa financiada por los fondos europeos EEA Grants y operada por la Plataforma de ONG de Acción Social. El proyecto elaborará un catálogo de mejoras para el trabajo profesional con jóvenes en riesgo de exclusión. Ampliar

El proyecto titulado Análisis, evaluación y mejora de los procesos de intervención para la emancipación de jóvenes en dificultad o riesgo es uno de los 38 seleccionados para formar parte del Programa de Ciudadanía Activa, al que aspiraban 230 candidaturas de todo el Estado.

La iniciativa está financiada por el Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo (EEA Grants), fondos aportados por los estados de Noruega, Islandia e Liechtenstein. Su meta es ofrecer un sistema de mejoras y buenas prácticas profesionales en el trabajo para la autonomía y emancipación de la juventud en riesgo.

Una red de formación e investigación

Constituida en 2012, la Red Jóvenes e Inclusión está dedicada a aportar mejoras al trabajo con jóvenes en dificultad social, tanto con menores en situación vulnerable como con adultos ex tutelados.

La red cuenta, por un lado, con la experiencia investigadora de las universidades de Santiago, A Coruña, Illes Balears, Girona e UNED; y por el otro, con la trayectoria profesional de seis entidades sociales especializadas: Opción 3 y Fundación ISOS (Madrid), Fundació Natzaret (Baleares), Servei Solidari (Cataluña) y Fundación Trébol e Igaxes3 (Galicia). Esta última es la organización promotora del proyecto que ahora se pone en marcha.

 

 

English